¿Crees que sabes qué es el 4G?


En comparaiso nos enseñan sobre el 4G  un tipo de conexión a Internet para móviles. Sus siglas hacen referencia a la cuarta generación móvil y sustituye al 3G, el tipo de conexión más habitual hasta el momento. Con el 3G se puede alcanzar una velocidad máxima de 7 Mb/s. En cambio, con el 4G se puede llegar a 150 Mb/s, por lo que es unas diez veces más rápido que el 3G y supera a la mayoría de conexiones de ADSL de casa.

Con el 4G puedes moverte por la red con más rapidez. Las webs se abrirán inmediatamente, podrás realizar más fácilmente una videollamada por Internet o serás capaz de reproducir un vídeo de YouTube en alta definición sin pausas. En las redes sociales, podrás enviar tus fotos o tus grabaciones sin soportar esperas interminables.

El 4G es sinónimo de velocidad, pero no de cantidad. Las webs se cargarán antes y no tendrás que esperar tanto para enviar una foto. Pero las tarifas siguen teniendo el mismo límite de datos, por lo que si ves muchos vídeos en alta definición, llegarás rápidamente a este límite y no podrás seguir navegando a velocidad 4G.

La primera condición es encontrarte en una zona con cobertura 4G de algún operador y tener contratada una tarifa que incluya este servicio. Otra condición imprescindible es contar con un smartphone 4G. La mayoría de los teléfonos actuales son 3G, por lo que no te permitirán navegar a la velocidad del 4G. Si el tuyo no es 4G, en el mercado ya puedes encontrar una amplia selección de teléfonos de cuarta generación. Muchos de ellos son de gama media-alta, por lo que tienen un coste elevado. Para que resulte más fácil pagarlo, algunos operadores ofrecen terminales 4G a plazos.

El 4G es una tecnología que está pensada principalmente para la telefonía móvil pero también puede utilizarse con otros dispositivos. Para conectarte desde tu ordenador, necesitarás un módem (en él introduces la tarjeta SIM del operador). Hay de dos tipos de módem 4G: USB o WiFi. El módem 4G por USB simplemente debes conectarlo a tu ordenador a través de este puerto de tu ordenador. El módem WiFi (también conocido como MiFi) crea una señal WiFi a la que te conectas desde tu ordenador, tu tablet o cualquier otro dispositivo con conectividad inalámbrica. Algunas tablets compatibles con 4G no necesitan un módem externo y puedes introducir la tarjeta SIM del operador directamente en ella. En cualquiera de los casos, normalmente necesitas una tarifa 4G específica para este tipo de usos. Algunos operadores proporcionan los módems por un precio relativamente asequible.

Algunos operadores comercializan tarifas 4G para ser utilizadas como conexión principal a Internet en casa. El 4G puede ser un buen sustituto al alcanzar velocidades superiores a las del ADSL (con la cobertura adecuada). Sin embargo, todas las ofertas de 4G tienen un límite en los datos que puedes descargar (10 GB las más completas). Por lo que si ves muchos vídeos por Internet o mueves grandes archivos en la red, seguirás necesitando una conexión de banda ancha tradicional, que normalmente no cuentan con ningún límite.

:

Carlos Soler Carlos Soler Experiencia en el sector de la tecnología y TIC. En Blogtecnia desde 2006. Ex-Asistente blogger al MWC de Barcelona. Exeditor en GeeksRoom. Me podéis seguir en Twitter, Google+ y Facebook. Encontrareis mi poemario en la iniciativa de: Save the Children.

Subir a Inicio Subir