Dieta para dejar de fumar - Menú de 28 días

En el aspecto psicológico dejar de fumar influye en el padecimiento de ansiedad e insomnio y comer da la sensación de que se supera.

La nicotina es el componente más adictivo del tabaco. En la persona que fuma, dicha sustancia actúa disminuyendo su apetito, los movimientos musculares a lo largo de todo el sistema digestivo (en especial a nivel de estómago e intestino), necesarios para la digestión de los alimentos. Actúa también reduciendo la función de la vesícula biliar -almacén de bilis- necesaria para la asimilación de las grasas-, y de otras secreciones digestivas, lo que dificulta el aprovechamiento de los nutrientes de los alimentos.

Cuando se deja de fumar el cuerpo acusa una serie de efectos a distintos niveles, como son:
  • Aumenta el estrés y la ansiedad
  • Mejora el sentido del gusto y del olfato
  • La digestión y el aprovechamiento de los nutrientes es más eficaz
Con lo que aumenta el apetito y se come y aprovecha más la comida, pero si se lleva a cabo una alimentación adecuada y se realiza algo de ejercicio, dejar de fumar no implica que forzosamente se vaya a engordar.

Este menú permite adquirir hábitos alimentarios saludables, ya que ha sido confeccionado considerando los criterios de una dieta variada y equilibrada. Establece un orden de comidas que evita picar entre horas y rompe con la monotonía. Se compone de 5 comidas diarias: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. No es un menú hipocalórico que precisa de esfuerzo para superar la sensación de hambre. Es un menú para ayudar a no engordar, pero no ayuda a adelgazar.

Es importante no saltarse ninguna comida, ya que eso provoca llegar a la siguiente toma con mucha más ansiedad, lo que con frecuencia conduce a comer más de lo debido. Si por algún motivo resulta complicado disponer o tomar ciertos alimentos, se pueden sustituir por otros del mismo grupo (judías verdes por acelga, lenguado por merluza, etc.)

Menu de 28 días y Trucos para cumplir con el menú

3 comentarios :

Daniel dijo...

Wow eso es siempre a lo que le eh tenido miedo de dejar de fumar, engordar. Si de por si ya tengo tendencia. Pero es que ya quiero dejar de fumar por que hace mucho mal. Gracias por el articulo.

Carlos Soler dijo...

Daniel, no se tiene porque engordar, de todas formas sin la dieta lo normal es engordar no más de 5 Kg que se vuelven a perder cuando ya se ha superado la adicción. Te animo a dejar de fumar, pero cuando estes totalmente convencido, esa es la clave. Saludos!

Jesus Lopez - Mueble acuario dijo...

Si, desgraciadamente dejar de fumar va ligado a un aumento de peso que depende mucho de los factores geneticos de cada persona.
Al igual que cualquier "trauma", principalmente por la ansiedad derivada de la falta de nicotina recorriendo y destruyendo tu organismo. Mi humilde consejo es combatir esa ansiedad con deporte y desgaste fisico, pero no solamente para el hecho de dejar de fumar, si no para tener una vida mas sana.

:

Carlos Soler Carlos Soler Experiencia en el sector de la tecnología y TIC. En Blogtecnia desde 2006. Ex-Asistente blogger al MWC de Barcelona. Exeditor en GeeksRoom. Me podéis seguir en Twitter, Google+ y Facebook. Encontrareis mi poemario en la iniciativa de: Save the Children.

Subir a Inicio Subir