Dedicatoria de Maurice Chevalier a Carlos Santías

Maurice Chevalier

Maurice Édouard Saint-Léon (París, 12 de septiembre de 1888 – ibídem, 1 de enero de 1972), celebérrimo intérprete francés de películas musicales de los años 20 y 30.

Tuvo un modesto debut en los caf'conc' (cafés-concierto) de Ménilmuche (Ménilmontant) a finales del siglo XIX. Cuando en 1914 estalló la Primera Guerra Mundial, Chevalier se encontraba en medio de su servicio militar, ya en la línea del frente, donde le alcanzó la metralla en la espalda en las primeras semanas de combate y fue hecho prisionero de guerra en Alemania durante dos años. En 1916 fue liberado gracias a la intervención del rey Alfonso XIII de España y su Oficina pro cautivos.

Después de la guerra Mistinguett lo descubrió y le convirtió en su partenaire. A partir de entonces personificó la figura del dandy frívolo que habla con un acento suburbial que consigue mantener aun cuando habla inglés a la perfección. El fonógrafo recogió sus éxitos sobre el escenario con varias revistas y operetas. Valentine y Dans la vie faut pas s'en faire son algunos de sus triunfos en los años 20.

En 1928 comenzó su carrera cinematográfica en Hollywood, que le mantuvo alejado de Francia hasta 1935, tras destacar en las versiones inglesa y francesa de La viuda alegre (The Merry Widow), de Ernst Lubitsch, en 1934. A su vuelta a Francia, obtiene nuevos éxitos musicales: Prosper (1935), Ma Pomme (1936), Y a d'la joie (1938) y la Marche de Ménilmontant (1941).

Símbolo del ascenso de un joven de origen humilde, Maurice Chevalier garantizaba con su cándido buen humor el orden establecido. Incluso durante la ocupación, no pareció expresar el que éste hubiera sido comprometido por el invasor. Actitud que le costó un descenso de popularidad al llegar la Liberación.

Rápidamente volvió a encumbrarse en los años 60 en un género insospechado: el twist (Avec mon canotier).

De la segunda mitad de su carrera cinematográfica hay que recordar sus apariciones con René Clair (Le silence est d'or), la comedia musical Gigi (1958), de Vincente Minnelli, y su participación en el 'remake' americano de la trilogía de Marcel Pagnol: Fanny (1961), de Joshua Logan, en la que interpretó el personaje de Panisse.

En 1968 se despidió de los escenarios y en 1972 murió, a la edad de 83 años.

Fue enterrado en el cimetière nouveau (cementerio nuevo) de Marnes-la-Coquette (Hauts-de-Seine).

1 comentario :

Anonymous dijo...

Los años 60 fueron algo muy especial en cuanto a todo tipo de música y arte!
Lola

:

Carlos Soler Carlos Soler Experiencia en el sector de la tecnología y TIC. En Blogtecnia desde 2006. Ex-Asistente blogger al MWC de Barcelona. Exeditor en GeeksRoom. Me podéis seguir en Twitter, Google+ y Facebook. Encontrareis mi poemario en la iniciativa de: Save the Children.

Subir a Inicio Subir