Cuento: Los Tres Viejitos


Una mujer salió de su casa y vio a tres viejos de largas barbas sentados frente a su jardín. Ella no los conocía y les dijo:

No creo conocerlos, pero deben tener hambre. Por favor entren a mi casa para que coman algo.

Ellos preguntaron:

- Está el hombre de la casa?

- No - respondió ella -, no está.

- Entonces no podemos entrar - dijeron ellos.

Al atardecer, cuando el marido llego, ella le contó lo sucedido.

- ¡Entonces diles que ya llegue e invítalos a pasar!

La mujer salió a invitar a los hombres a pasar a su casa.

- No podemos entrar a una casa los tres juntos explicaron los viejitos.

- Por qué? - quiso saber ella.

Uno de los hombres apunto hacia otro de sus amigos y explicó:

- Su nombre es Riqueza.

Luego indico hacia el otro.

- Su nombre es Éxito y yo me llamo Amor. Ahora vaya adentro y decida con su marido a cual de nosotros tres ustedes desean invitar a su casa.

La mujer entró a su casa y le contó a su marido lo que ellos le dijeron.

El hombre se puso feliz:

- ¡Qué bueno! Y ya que así es el asunto, entonces invitemos a Riqueza, dejemos que entre y llene nuestra casa de riqueza. Su esposa no estuvo de acuerdo:

- Querido, ¿por qué no invitamos a Éxito?

La hija del matrimonio estaba escuchando desde la otra esquina de la casa y vino corriendo con una idea:

- ¿No seria mejor invitar a Amor? Nuestro hogar entonces estaría lleno de amor.

- Hagamos caso del consejo de nuestra hija. - dijo el esposo a su mujer

- Ve afuera e invita a Amor a que sea nuestro huésped.

La esposa salió afuera y les pregunto a los tres viejos:

- ¿Cuál de ustedes es Amor? Por favor que venga para que sea nuestro invitado.

Amor se puso de pie y comenzó a caminar hacia la casa. Los otros dos también se levantaron y lo siguieron.

Sorprendida, la dama les preguntó a Riqueza y Éxito:

- Yo solo invite a Amor, por qué ustedes también vienen?

Los viejos respondieron juntos:

- Si hubieras invitado a Riqueza o Éxito, los otros dos habrían permanecido afuera, pero ya que invitaste a Amor, donde sea que el vaya, nosotros vamos con él. Donde quiera que hay amor, hay también riqueza y éxito.

Si verdaderamente sigues tu corazón,
el resto llegará por añadidura...

2 comentarios :

psigetdo dijo...

Me encanta estos cuentos llenos de sabidurías, gracias por compartirlo Carlos.

Carlos Soler dijo...

Son cuentos que recopile hace años y que con cuentagotas iba publicando en el blog. Pero me gustan tanto que últimamente los publico con más frecuencia, todavía quedan algunos, no esperaba que gustarán tanto, pues se desvían de la temática del blog.

Un abrazo Psigetdo.

:

Carlos Soler Carlos Soler Experiencia en el sector de la tecnología y TIC. En Blogtecnia desde 2006. Ex-Asistente blogger al MWC de Barcelona. Exeditor en GeeksRoom. Me podéis seguir en Twitter, Google+ y Facebook. Encontrareis mi poemario en la iniciativa de: Save the Children.

Subir a Inicio Subir