Carlos Santias en Portada del Acordeonista


Marzo 1960, número 99

Sus brillantes intervenciones en el Primer Congreso Internacional de Técnicos de la Guitarra, recientemente celebrado en Italia y su actividad alrededor de la Primera Exposición Nacional de Guitarras que acaba de celebrarse en Barcelona, hacen de CARLOS SANTIAS una figura de primerísimo plano y por eso EL ACORDEONISTA honra hoy la cubierta del presente número con un retrato de este eminente y polifacético artista.

CARLOS SANTIAS nació en Barcelona en 1912; su madre, excelente pianista, le inició en el estudio de la teoría de la música y del solfeo; luego se formó en la cultural general de la música y en el estudio de fa guitarra, bajo la dirección del Profesor Graciano Tárrago. A los siete años de edad se presentó al público, por primera vez, en la Sala Mozart de Barcelona y más tarde dio recitales en varias sociedades filarmónicas barcelonesas y en París, donde a partir de 1931 viene actuando casi cada año con crecientes éxitos.

CARLOS SANTIAS no sólo toca Ja guitarra con pulcra técnica y exquisita musicalidad, como aseveran los más exigentes críticos de todas las ciudades españolas y extranjeras en que ha actuado, sino que es compositor en el que se manifiesta una originalidad saturada de poesía y delicadeza, de sentimiento y profundo sentido del color, todo ello servido por un amplísimo conocimiento de la técnica de la guitarra y de sus recursos y posibilidades expresivas y orientado hacía un lenguaje que no rehusa las audacias de los modernos avances de la armonía, pero sin caer jamás en cerebralismos ni en rebuscadas disonancias, sino conservando la sinceridad artística propia del creador que abunda en ideas saturadas de belleza y de emotividad.

CARLOS SANTIAS, además, posee una vastísima cultura general que abre múltiples horizontes a la inspiración del músico y le permite una fluidez expresiva de la que carecen aquellos que solamente son músicos. Su dominio de las artes decorativas y suntuarias, de la historia y de la literatura, completan su formación intelectual y hacen de él el hombre apto para sobresalir en cualquier actividad artística y el artista ultrasensible, vibrátil y comprensivo, frente a todas las tendencias, pero conservando la vertical de sí mismo. Posee una pluma amena y elegante y el don de la palabra fluida, elocuente y persuasiva. Y todavía podríamos añadir su andón y sus conocimientos y extraordinaria habilidad para el rodaje y montaje de films, como lo demuestran sus películas «Huellas de Tárrega» y «Centenario del nacimiento de Tárrega» en que a la perfección de las imágenes y la armonía de los coloridos hay que unir la admiración que causa su exquisito buen gusto para la elección de las escenas, la fuerza emotiva de los primeros planos y el acertado claroscuro que obtiene al combinar en contraste, episodios que alcanzan un intenso grado de emoción.

De entre sus composiciones destacan «Danzas Españolas», una de las cuales — «Brujerías» — fue estrenada en París en 1931 y hubo de repetirse tres veces y mereció unánimes elogios de público y critica. No menor fue el éxito de sus «Preludios», su «Minué» y otras composiciones sobre motivos folklóricos españoles, con armonizaciones y variaciones originales, así como el de su «Fantasía» (danza española) perteneciente a una «Suite».

También ha cautivado la atención de los auditorios como erudito conferenciante y ha grabado numerosos discos microsurso con obras de repertorio y también con obras originales suyas. En otra página ofrecemos a nuestros lectores algunos extractos de la crítica, elegidos entre centenares.


No hay comentarios :

:

Carlos Soler Carlos Soler Experiencia en el sector de la tecnología y TIC. En Blogtecnia desde 2006. Ex-Asistente blogger al MWC de Barcelona. Exeditor en GeeksRoom. Me podéis seguir en Twitter, Google+ y Facebook. Encontrareis mi poemario en la iniciativa de: Save the Children.

Subir a Inicio Subir